El aceite de oliva es bueno para la salud

aceite-de-oliva-salud

El aceite de oliva es bueno para proteger el higado, hipertensión, artritis, depresión y postparto

Si hay un alimento que produce en nuestro organismo innumerables efectos beneficiosos, éste es el aceite de oliva ya que por ejemplo aparte de proteger contra diversos tipos de cánceres, contra la hipertensión, la artritis, la depresión postparto… un nuevo estudio ha sacado a relucir otro efecto positivo.

Y es que a través del estudio realizado en varios países árabes de uno de los ingredientes claves en la dieta mediterránea, el aceite, han constatado como la ingesta de aceite de oliva virgen extra protege a uno de los órganos vitales de nuestro organismo, el hígado.

Así un grupo de ratas fue tratado con un herbicida utilizado para reducir el estrés oxidativo de las células y los investigadores observaron que áquellas que tomaron unas dosis de aceite de oliva extra virgen y un extracto de este aceite, su hígado estaba en gran parte protegido frente al daño hepático causado por el anterior herbicida tóxico.

Aunque faltarían por realizar más estudios, a primera vista, todo apunta a que el aceite de oliva virgen extra protege al hígado y también es eficaz para reducir el estrés oxidativo de las células hepáticas.

El aceite de oliva para el cáncer de mama

Por todos es sabido las innumerables propiedades y los resultados beneficiosos que posee el aceite de oliva para nuestra salud, ya que por ejemplo constituye un pilar fundamental de la dieta mediterránea, tiene propiedades rejuvenecedoras por sus componentes antioxidantes, actúa también de control del colesterol gracias al ácido oléico, ejerce un efecto tónico y protector de la piel y hasta tiene efectos anticancerígenos.

Y es en este último aspecto donde nos detenemos para señalar los últimos avances que han llevado a cabo unos investigadores españoles acerca del aceite de oliva y una variedad de cáncer. Resulta que han descubierto que el aceite de oliva virgen posee unos componentes más eficaces incluso que un fármaco para oponer resistencia al crecimiento de los tumores.

Concretamente el ácido oléico y sobre todo los polifenoles, las moléculas más complejas de este aceite son capaces de luchar, inhibir y degradar la molécula causante de una variedad de cáncer de mama denominada HER2 positivo. De momento las pruebas aseguran que el aceite de oliva es una fuente natural de componentes antitumorales, ahora lo que resta es conseguir trasladar estos resultados en forma de medicamentos que puedan ser ingeridos por los humanos satisfactoriamente.

Deja un comentario