Cuidar la piel en el invierno frío y seco

cuidar-piel-invierno

Los expertos sugieren cómo evitar las enfermedades respiratorias, la conjuntivitis y la sequedad de la piel y los labios

Ya ha comenzado el invierno, tardó en llegar pero ya está aqui.

Cuidar la piel en invierno

Para que podamos pasar el frío con salud, hablamos con algunos expertos sobre cómo cuidar la piel y evitar enfermedades típicas de este clima seco, principalmente las enfermedades respiratorias.

Las enfermedades predominantes más comunes en esta época del año son, la gripe, el resfriado, la neumonía, sinusitis, faringitis, descompensación del asma (cuando el paciente tiene asma, está medicado, pero aún así puede tener una crisis) y falta de aire. Con el clima seco, la conjuntivitis también viene con fuerza.

Hay que estar alerta con los niños y los ancianos, considerados los más vulnerables. Ellos son más susceptibles a coger estas enfermedades. Lo recomendamos para todas las personas, pero principalmente para ellos, que eviten salir a lugares muy llenos, que usen abrigos, intensifiquen la hidratación, humedezcan la habitación, eviten lugares con polvo, cuidado el moho en casa y estén siempre en ambientes ventilados.

Salud de la piel

El invierno y el clima seco, además de traer más riesgos al sistema respiratorio, alcanzan directamente la piel. Recomendamos mantener la piel siempre hidratada, pues la baja humedad puede desencadenar o empeorar enfermedades de la piel, como las dermatitis y la psoriasis.

Los cuidados varían desde la aplicación de una buena crema hidratante diariamente hasta la atención a la hora del baño, que no debe ser largo ni muy caliente para no dañar la capa de protección natural de la piel. El jabón, preferentemente, un neutro con glicerina, debe ser usado en las manos, pies y áreas de pliegues (axilas y genitales).

Hace poco contamos como mejorar tu piel con lecitina de soja.

Consejos

La mejor hora para aplicar la crema hidratante corporal es inmediatamente después del baño, con el cuerpo aún levemente húmedo.

La piel es un reflejo de la salud interna del cuerpo: la ingestión de líquidos (alrededor de 2L / día en un adulto) es otro punto que debe ser reforzado.

Ancianos y niños merecen atención importante, por motivos fisiológicos, tienen la piel más susceptible a agentes externos.

Además de los cuidados citados arriba para mantener la piel hidratada constantemente, prestar atención para la ropa de tejidos muy sintéticos, que pueden ser irritativos, empeorando aún más la situación de la piel. Pon una malla de algodón por debajo evitando el contacto directo del tejido sintético con la piel.

El uso de hidratantes y protectores labiales también es de gran valor. Existen productos de diferentes composiciones y precios que deben ser adecuados para cada paciente.

Cabellos y uñas pueden presentarse más secos e incluso más rotos en esta época. Una vez más, el refuerzo en la hidratación con productos adecuados se hace necesario en esta época.

Un producto más adecuado no necesariamente es el más famoso, el más caro, el más usado por las personas cercanas o más perfumadas. El producto correcto debe ser elegido según una evaluación rigurosa individual, que considere su sexo, su edad, su oleosidad natural, su trabajo y sus hábitos de vida.

Resumen
Cuidar la piel en el invierno frío y seco
Título
Cuidar la piel en el invierno frío y seco
Descripción
Para que podamos pasar el frío con salud, hablamos con algunos expertos sobre cómo cuidar la piel y evitar enfermedades en típicas de este clima seco, principalmente las enfermedades respiratorias.
Autor
Publica
Mulindos
Logo

Deja un comentario