Cómo evitar la congestión nasal

congestion-nasal

Tratamientos para evitar la congestión nasal

La congestión nasal se produce cuando los tejidos nasales y los vasos sanguíneos de la nariz se inflaman y producen exceso de líquido. Un resfriado, gripe, sinusitis o alergias suelen ir acompañados de congestión nasal.

Para las personas con sinusitis crónica, un tabique desviado o alergias, es importante evitar la congestión nasal que puede agravar estas condiciones. Incluso el clima seco del invierno o de lluvias húmedas pueden provocar la congestión. Afortunadamente, hay maneras de evitar la congestión nasal o minimizar sus efectos cuando se este enfermo.

Prevención Natural:

  • Sonarse la nariz correctamente. La manera correcta es colocar un pañuelo en una fosa nasal, mantenga la otra fosa cerrada, y sople suavemente. Haga lo mismo en la otra fosa nasal y repetir hasta tener fosas nasales limpias.
  • Beba mucha agua para hidratar las fosas nasales y diluir el exceso de mucosidad.
  • Evite ambientes que agravan las alergias, sustancias como el tabaco, los perfumes o animales.
  • Evite los productos lácteos, incluyendo leche. Pueden causar el exceso de mucosidad.
  • Agregue una pequeña cantidad de canela, comino, hojas de menta o eucalipto en vapor de agua y respirar los vapores si comienza a sentirse congestionado. Para concentrar el vapor de agua, coloque una toalla sobre su cabeza.

 

Deja un comentario